jueves, 26 de julio de 2018

Soñar bajo el agua de Libby Page.

Título: Soñar bajo el agua.

Autor: Libby Page.

Editorial: Suma de libros.

ISBN: 978-84-9129-233-3.

Precio: 17,95 €

Extensión: 400 páginas.


Sinopsis: Rosemary es una viuda de 86 años que ha vivido en el barrio de Brixton, en Londres, toda su vida. Allí ha visto cómo cerraba la biblioteca en la que trabajaba y cómo la frutería se convertía en un bar de moda. Cuando la piscina local a la que acude desde que era una niña, y en la que se enamoró de su marido, se ve amenazada también, Rosemary sabe que este puede ser el principio del fin.

Kate es una joven reportera del periódico local y desde que se mudó a Londres se encuentra perdida en una ciudad que siente demasiado grande... y demasiado hostil. Pero cuando, con la ayuda de un simpático fotógrafo, Kate investiga un poco la historia de la piscina de Brixton se da cuenta de que esta es la oportunidad que ha estado esperando.

Porque, juntas, Rosemary y Kate están dispuestas a resistir y a demostrar que la piscina no es solo un lugar para nadar. Es el corazón de una comunidad y harán lo que sea para protegerla.

Autora:

Libby Page se licenció en periodismo de moda en el London College of Fashion antes de comenzar a trabajar en The Guardian y, posteriormente, en marketing. Libby vive en Londres, donde le encanta descubrir nuevos lugares para nadar al aire libre, su gran pasión después de la escritura. Soñar bajo el agua es su primera novela y los derechos de traducción han sido vendidos a veinticuatro países. La productora Catalyst Global Media ha adquirido también los derechos para su adaptación cinematográfica.

Comentario:

Brixton es un caos: el tráfico, los gritos de un revendedor de entradas en la puerta de la estación, predicadores y promotores que reparten folletos a la fuerza, la muchedumbre, los vendedores ambulantes, los diferentes comercios con sus brillantes escaparates, la floristería que vende "lo sientos" y "te quieros", el bullicio que es Electric Avenue con su hervidero de puestos, gente y los gritos de los vendedores y sus ofertas.

En esa misma zona se encuentran las oficinas del Brixton Chronicle, de las que sale Kate, donde trabaja como periodista. No tiene tiempo, y por mucho que sea primavera, vive debajo de una nube. La nube la persigue allá donde va y, desesperada, trata de llegar a casa cuanto antes, cerrar la puerta a sus espaldas y meterse en la cama. Cuando no está trabajando, es en la cama donde más tiempo pasa. Mientras camina, va sin levantar la cabeza y con la vista clavada en la acera, intentando bloquear los sonidos que la rodean. Y en ese preciso momento es cuando Rosemary la ve por primera vez.

Cuando Kate pasa a la anciana a toda velocidad, la anciana se queda mirando su espalda y sonríe, recuerda la sensación de ir acelerada. Pero ahora, con ochenta y seis años, rara vez va a algún sitio con prisas. Ese día era el día de la compra de Rosemary: ha hecho la ronda por sus tiendas y puestos favoritos, ha pasado por la tienda de libros de segunda mano y ha estado con Frank, Jermaine y Sprout, ha ido a la cafetería con su amiga Hope y han recordado viejos tiempo y ahora, se alejaba hacia su casa. ¡Cuántas cosas habían cambiado en el barrio...! Al llegar a casa se asoma a la ventada y observa el edificio de ladrillo rojo de escasa altura que envolvía un rectángulo perfecto de agua azul.


"Es un lugar que conoce bien.
Es la gran piscina al aire libre,
su piscina."



La verdad es que en un primer momento el argumento me recordó a los libros de Kate Morton: con la relación en el presente entre una chica joven y una anciana que rememora viejos tiempos y le cuenta su historia. Pero a pesar de que estos libros me encanta, me he encontrado gratamente sorprendida ante la historia que nos plantea Libby Page. Porque, a pesar de que Kate, una chica joven, entable una relación con Rosemary, de ochenta y seis años, su relación empieza con un motivo claro, salvar la piscina comunitaria.

Es decir, aunque los recuerdos de Rosemary estén presentes a lo largo de toda la novela, la relación entre ellas empieza de manera más humana. Empiezan a conocerse poco a poco, nadando en la piscina como condición de la anciana para otorgarle la entrevista a la periodista. De esta manera y teniendo como meta común salvar la piscina, su relación no sólo va a avanzando, sino que abre camino a compartir recuerdos, secretos y sentimientos. No es como en los libros de Kate Morton que la motivación de las jóvenes suele ser conocer más sobre el pasado de la anciana en cuestión como en La casa de Riverton.

Además, me parece que las dos son unas protagonistas maravillosas. Todas y todos lo son en realidad, pero ellas brillan con luz propia, sin eclipsar una a la otra. Con Rosemary podemos ver el paso del tiempo y el peso de los recuerdos, cómo todo cambia en la ciudad a pasos agigantados y como cambian las preferencias a lo largo del tiempo. Y con Kate vemos representada una realidad que nos somete a muchos de nosotros hoy en día, la depresión, la ansiedad y los ataques de pánico. A lo largo de la novelas vemos como avanza, con ayuda de Rosemary, de la gente que conoce por el camino, de la piscina y sobre todo del ánimo de salvarla.

También podemos ver a lo largo de la novela como la comunidad de Brixton considera la piscina no solo un espacio en el que hacer deporte, sino un lugar para escapar del estrés y la realidad en pleno centro de la ciudad. Un lugar donde relajarse y dejar que los problemas fluyan a través de ti dejando que se diluyan en el agua. Es algo con lo que muchos podemos sentirnos identificados, una realidad que no nos es para nada ajena. Al igual que intentar salvar algo que nos gusta, cuando protestamos y hacemos todo lo que está en nuestra mano para conseguirlo.

La verdad es que es una historia muy humana y muy tierna en todos sus sentidos, en el que vemos muy bien reflejado el sentimiento de comunidad y muchas realidades que cualquiera de nosotros podemos vivir en nuestra vida. Con personajes maravillosos que te hacen meterte de lleno en sus vidas, identificarte con ellas y empatizar. Sintiendo la presión que siente Kate en el pecho cuando le dan los ataques de pánico, llorando cuando Rosemary recuerda a su querido George y viviendo esos momentos de felicidad de todos los personajes de la novela cuando se sumergen en el agua de la piscina.

Además, a esta maravillosa historia la acompaña la maravillosa narrativa de su autora, fresca y ágil que te hace querer saber más y más sobre la vida de los protagonistas y sobre si al fin, conseguirán salvar su piscina, el corazón de la comunidad de Brixton.

En resumen, me parece una novela 10, tanto a nivel formal como a nivel de trama. Una historia que puede conectar con cualquiera de nosotros y hasta inspirarnos a luchar por aquello que queremos.


Y vosotros, ¿lo habéis leído?
¿Os ha gustado?


T.

Hasta la próxima y que los libros estén siempre, siempre de vuestra parte.

4 comentarios:

  1. La portada de este libro me tiene fascinada, y el argumento tiene muy buena pinta.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Antes de leer tu reseña venía con la idea de que es un libro que no conseguiría aportarme demasiado pero con tu reseña has conseguido cambiarme la visión que tenía de él. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ^^
    A simple vista sí que parece un libro perfecto para el verano, pero ya tengo planeadas mis lecturas para los próximos meses, así que dudo mucho que pueda hacerle un hueco. Pero bueno, me lo apunto para más adelante.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hooooola! Leí este libro el mes pasado y la verdad es que lo disfruté mucho. Se me hizo una lectura muy amena y fresca y amé a Rosemary

    Un besote, nos leemos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...